Una floristería diferente

“Han abierto en la calle Recoletos una floristería que te va a encantar”. Me hice eco del rumor y un viernes por la tarde, fui a echarle un vistazo.

Cuando el río suena… agua lleva. Mar de flores es una floristería diferente. No tiene los pasillos abarrotados ni hay material por todo el suelo, es un espacio cuasi diáfano donde se advierte a segunda vista la calidad de su trabajo, porque a primera vista uno no puede evitar preguntarse, ¿es esto una floristería?

Que la intuición no te engañe… no es tan caro como parece.

Su toque de valor se encuentra precisamente en no ser una floristería común. Además de tratarse de un negocio familiar, las fundadoras de Mar de flores son paisajistas y biólogas, lo que inevitablemente se traduce en trabajos “con otro aire”.

Tienen 2 tiendas en Madrid, una en Las Tablas y otra en el centro de Madrid, además de un enorme taller donde se emplean a fondo para grandes eventos, como bien podría ser tu boda.

¿Qué es lo que más me gusta de Mar de flores? Confieso que sus singulares bolas de claveles son una pasada.

¡No os podéis perder esta floristería de Madrid! Besos y abrazos, Ana.