Loving La Mamounia

Tenía pendiente descubrir La Mamounia y ya estoy, emocionada, deseando volver. ¿Quieres saber por qué?

Como ya os había adelantado en mi wishilist de octubre, tenía muchísimas ganas de descubrir La Mamounia, galardonado como el Mejor Hotel del Mundo Readers’ Choice 2015 por la respetada revista Conde Nast Traveller UK.

Había estado en 2009 en Marrakech con mi grupo de amigos, meses antes de que el hotel reabriera sus puertas de nuevo tras una espectacular renovación de 3 años de duración. Entonces Marrakech, su estilo de vida y los 4 colores que la definen (ocre, verde, azul y blanco) ya me pareció fascinante.

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 17

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 5

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 6

La Mamounia no es un hotel, es un hotelazo. En pleno corazón de Marrakech, amurallado, tiene 8 hectáreas de jardines y es una verdadera joya de la arquitectura árabe-andaluza con toques Art Deco refinados y elegantes. Un verdadero lujo combinado a la perfección, donde tradición y modernidad se funden para crear un ente soberbio.

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 21

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 14

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 15

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 7

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 12

Mi suite Koutoubia era una maravilla. Diseñada usando solo los más lujosos materiales marroquís, era una espaciosa habitación de casi 70m2 que incluía un magnífico salón, una habitación indescriptible, un gran vestidor, un aseo de invitados y 2 impresionantes terrazas con vistas al minarete de la Koutoubia, una de las mezquitas más grandes de toda África y la más representativa de Marrakech.

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 2

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 1

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 11

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 25

Sus restaurantes merecen una mención a parte. La segunda noche en La Mamounia disfruté de su impresionante restaurante marroquí, Le Marocain, considerado el mejor restaurante tradicional de todo Marruecos. En un reservado, degusté la famosa pastela de bogavante y espinacas, qué locura. La última noche, sin embargo, reservé en la terraza del restaurante francés. Tan romántico y exquisito que, en serio, me emocioné un poquito.

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 8

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 9

Estando allí, no podía irme sin descubrir y vivir su impresionante spa de 2.500m². Tuve la suerte de disfrutar de sus instalaciones y de su piscina cubierta en privado, sin cruzarme con nadie, y aluciné. Un tradicional hamman (tratamiento exfoliante e hidratante) y masaje resucita-muertos de 60 minutos con el que volví a la vida.

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 20

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 22

La Champanera Lunas de miel - La Mamounia 23

Ya sabéis que si no lo veo no lo creo, y que si no creo tampoco lo recomiendo. He ido, he vuelto e insisto. Creedme cuando os digo que este destino es el plan perfecto para una luna de miel al estilo de las 1001 noches, al completo o como parada ineludible en vuestra tournée por África.

Y si La Mamounia os seduce tanto como a mí, también debéis valorarlo para celebrar allí vuestra boda. Por algo la archi famosa Poppy Delevigne lo escogió para su gran día. Y buscando, he encontrado estas bonitas fotos de Catherine Mead Photography. Un genial ejemplo para mostraros cómo podría ser vuestra boda, o incluso la mía.

Catherine Mead Photography  Website: www.photographybycatherine.co.uk

Catherine Mead Photography  Website: www.photographybycatherine.co.uk

Catherine Mead Photography  Website: www.photographybycatherine.co.uk

A lo largo del año visitantes de todos los rincones del planeta llegan a La Mamounia. Su libro de firmas refleja a la perfección su experiencia de 5 sentidos. Todos ellos, además de celebridades como Yves Saint Laurent, Pierre Balmain, Kenzo, Valentino y Jean Paul Gaultier, comparten un sentimiento común: su amor por La Mamounia y Marrakech.

Regresé hace 8 días, y estoy deseando volver.

Loving La Mamounia, Ana.