Los Candy Bar de Sweet in a Box

He tenido el placer de conocer de cerca el trabajo de Cristina Moríñigo, propietaria de Sweet in a Box, en varios eventos y sus mesas de dulces siempre me dejan boquiabierta. Nunca imaginé que se podían personalizar y decorar hasta tal punto los dulces.

Así es, Cristina Moríñigo y su equipo son los artífices de las mesas de dulces para bodas y eventos más espectaculares que he visto jamás. Y no hay otra palabra que las defina mejor.

Es cierto que los candy bar son de por sí vistosos, coloridos y logran dibujar una sonrisa en nuestra cara, pues de alguna forma nos trasladan a la infancia. Pero las creaciones de Sweet in a Box están tan logradas que no podrás apartar la vista de la mesa hasta que descubras todos los detalles y mensajes implícitos que se esconden tras sus chocolatinas, gominolas, pastelitos, piruletas, bombones, tartas, batidos… de todos los colores, texturas y formas imaginables. Todo tiene un sentido y todo está desarrollado en torno a una idea.

La Champanera - Sweet in a Box 43

La Champanera - Sweet in a Box 42

Pero no solo resultan atractivas, también la calidad es excelente. De hecho, utilizan chocolates de origen belga y suizo, frutas y zumos naturales, dulces sin azúcar y/o sin gluten, con certificado kosher o, incluso, importados de otros países a petición del cliente.

Puesto que cada pieza está 100% personalizada y forma parte de un conjunto, como mínimo –aunque Cristina y su equipo son capaces de todo– tenéis que poneros en contacto con Sweet in a Box con un mes de antelación. En el caso de las bodas, en primer lugar, debéis informar a Cristina de todos los detalles de la celebración: el estilo (campestre o urbana), la provincia y el lugar de celebración (se desplazan por toda España), si es al aire libre o en el interior, y, sobre todo, la temática principal de la boda, que ya sabéis que está muy de moda: vuestros colores preferidos, películas o grupos de música que os han llegado al corazón, vuestas aficiones, países favoritos, algo con lo que os sintáis identificados, un mensaje especial para los familiares o los amigos, etc. Y además de todo eso, Cristina siempre incluye algún dulce sorpresa para los novios. !Qué detallista!

La Champanera - Sweet in a Box 10

La Champanera - Sweet in a Box 4

La Champanera - Sweet in a Box 21

La Champanera - Sweet in a Box 39

Todos los detalles sobre la boda o el evento son relevantes para la elaboración de los dulces ya, que en caso de ser al aire libre hay que tener en cuenta la fuerza del viento, y especialemente la probabilidad de lluvia o las altas temperaturas en verano.

Una vez que Cristina ha recibido toda esta información, realiza un estudio sobre las distintas opciones que existen y comparte sus mejores ideas con los novios. También les informa de los presupuestos, claro, asegurándose de que no haya que gastar un euro más de lo necesario. Ella se enorgullece de ser honrada y me parece estupendo, pues creo firmemente que un buen profesional debe ser, lo primero, una persona honesta. Esa es una de las claves fundamentales del éxito.

La Champanera - Sweet in a Box 2

La Champanera - Sweet in a Box 22

La Champanera - Sweet in a Box 25

La Champanera - Sweet in a Box 5

Ella siempre aconseja no excederse en la cantidad y recomienda, eso sí, hacer una reposición del candy bar pasadas unas horas desde la colocación de la mesa; y así, en 10 minutos, parecerá que está recién puesta.

Y después de las bodas llegan las baby showers y las fiestas infantiles donde, de nuevo, Cristina, vuelve a lucirse y a demostrar que no hay nadie como ella.

La Champanera - Sweet in a Box 3

La Champanera - Sweet in a Box 7

La Champanera - Sweet in a Box 14

La Champanera - Sweet in a Box 15

Tampoco es de extrañar que ya esté trabajando para grandes empresas del sector como Pronovias, Tous, L’Oreal y Guerlain, entre otros.

¡Qué ganas tengo de organizar un evento y contratar a Sweet in a Box!

Besos y abrazos, Ana.