La novia naif con lazos de vichy granate

Cuando Ángeles Serrano me confirmó el vestido con el que iba a participar en la producción, me enamoré al instante del diseño y del trabajo artesanal que conllevaba cada una de sus piezas.

La falda del vestido es de un crep en blanco roto de lo más sutil y suave de excelente calidad. La blusa es toda una mezcla de tejidos, y está elaborada en un georgette en seda natural con rebrodé con puntillas cosidas a mano y tul de plumeti con topos de terciopelo que le da ese punto vintage tan especial. También la capa es de plumeti de seda natural con topos en terciopelo mezclado con un encaje chantilli de seda natural que diseñaron para Ángeles Serrano en exclusiva. El bajo, porque todos los detalles cuentan, lleva puntillas de algodón. Un tesoro cosido a mano centímetro a centímetro.

Supe además que a las chicas de Light of Feathers les iba a gustar entretenerse especialmente con este diseño y que ninguno de sus detalles iba a pasar inadvertido en sus cámaras.

editorial_champanera-492

editorial_champanera-546

editorial_champanera-540

editorial_champanera-511

editorial_champanera-523

Cuando el vestido llegó a la oficina -me gusta recibir los diseños con bastante tiempo para darle vueltas al coco y hacer el shopping de complementos perfecto- le mandé fotos del mismo a Laura de Naranjas de la China con una idea en mente de un ramo mediano en tonos empolvado y de aspecto delicado. Laura, que se merece con razón mi confianza ciega, me sorprendió con un ramo precioso de peonías que todas miramos de reojo y con deseo en cuanto lo descubrió en la producción.

Yo siempre voy a las producciones cargada con mil bártulos como si fuera a cruzar el Atlántico. Además de las pertinentes mascarillas, guantes y botes de gel hidroalcoholico para compartir con mis colaboradores, siempre llevo alfileres, imperdibles, pinzas, plantillas de silicona para zapatos, ye-yés para cuando fotografiamos en el jardín… además de una ingente cantidad de lazos. Sí, lazos de mil colores, de terciopelo, de raso, lisos, estampados…

Al ver el ramo de Naranjas de la China y el entorno, el cuerpo me pidió a gritos que estrenara un juego de lazos de vichy granate (que el tono no está nada visto como el vichy negro). Así, Laura modificó el lazo que traía previsto y combinamos el lazo del ramo con otro más estrecho que Marta Gamarra de MG Beauty le tejió en la coleta trenzada de aire infantil que habíamos escogido para este diseño. Los labios, como no, también en tono granate de lo más favorecedor.

editorial_champanera-486

editorial_champanera-528

editorial_champanera-548

editorial_champanera-564

editorial_champanera-563

editorial_champanera-562

En sus pies, dejamos que se asomasen unas sandalias doradas tenue de Pedro Miralles que, como dijimos en el post “Un invernadero y una invitada con mucho estilo“, son todoterreno y pegan con todo.

Una vez vi a Sofía Guerra, nuestra modelo, enfundada en el traje (era además la primera vez en su vida que se ponía un vestido de novia y ese, de verdad, siempre es un momento muy especial para las modelos) Light of Feathers y yo decidimos fotografiarla de nuevo en el maravilloso invernadero de La Finca de San Antonio (que hace las delicias de todas las novias que se casan allí) para terminar de darle ese aire angelical, naif y romántico. Estaba ideal.

editorial_champanera-502

editorial_champanera-560

¡Espero que os haya gustado tanto como a mí!

Un besote enorme, Ana.

Si quieres participar en nuestro próximo shooting del 16 de septiembre, por favor envíanos un mail a ana@lachampanera.es y te informaremos de todos los detalles.