Veri, la boda más pura

Miriam y Albert se casaron a más de 2.800 metros de altura, pero ellos no sintieron vértigo de ningún tipo. Veri hace público así, mediante su nueva campaña publicitaria, la boda más singular del año.

Miriam y yo trabajamos juntas, ella desde Barcelona y yo desde Madrid. Puedo afirmar, con cierto tono de humor, que Miriam en el fondo trabaja para mí, pues día sí, día también, resuelve mis 2.800 dudas sobre los 2.800 programas informáticos con los que trabajamos.

Desde aquí, Miriam, aprovecho para suplicarte que la próxima vez que te subas a una montaña, llévate ahí arriba contigo Shacon, Ged, la Home y todos sus banners, pero no te los bajes.

Os dejo aquí el video para que se os pongan los pelos de punta como a mí. Todo mi cariño para Albert, Miriam y su paciencia. ¡Felicidades!