Christine Waters dijo sí

Esta pedida de mano se merece un homenaje. Fue realizada por un controlador aéreo del Aeropuerto Internacional de Vancouver en Canadá a su novia, una chica que volaba desde Montreal hasta Vancouver. El controlador solicitó la ayuda del piloto para que lo colocara al aire en el sistema de audio de la cabina de pasajeros y desde la torre de control pedir la mano de la chica que iba sentada en la fila 25, Christine Waters, para que lo escuchara todo el avión.

La respuesta, sí, fue confirmada por la sobrecargo al comandante y todos los pasajeros del avión vitorearon a la prometida hasta llegar al aeropuerto. Este es el vídeo con el audio y la transcripción en inglés de esta original pedida.


Me parece preciosa y me apetecía compartirla con vosotros. ¡Un abrazo!