Un vestido de novia que es pura poesía

No hay mejor momento que el día de tu boda para mostrar tu lado más auténtico y creativo, luciendo un vestido de novia con un diseño que refleje fielmente tu esencia. Esta traje de Laura Monge es único. Pura poesía. ¿Te atreverías?

El día de vuestra boda tenéis que ser vosotras mismas. No hay mejor consejo que ese. Así que, si os gusta algo en exceso, sed excesivas; manteniendo siempre la armonía del conjunto. Y, para conseguir eso, es necesario ponerse en manos de un diseñador que sea capaz de transmitir vuestra esencia en una sola prenda: el vestido de novia. Que no es tarea fácil… Pero nunca se sabe, ¡podrías incluso hasta crear tendencia!

La creatividad y la elegancia quedan perfectamente plasmadas a lo largo y ancho de este traje firmado por Laura Monge. Una auténtica inspiración para las novias que quieran alejarse de los cortes sirena, las líneas rectas y los vestidos convencionales.

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge7

Un traje que conjuga volumen y movimiento de forma magistral, derrochando estilo en cada uno de sus detalles.

El cuerpo lo conforman un top ajustado, que resalta la fisonomía de la novia, y unas mangas globo semitransparentes elaboradas con crep de seda y mangas de organza de seda.

Estas espectaculares mangas merecen una mención especial. Divididas en dos partes por una pequeña cinta de organza rayada, terminan en puños que se alargan hasta la mitad del antebrazo. ¡Solo aptas para novias con mucha personalidad!

Para hacer aún más especial el cuerpo del vestido —y contrarrestar el volumen, aligerándolo—, se diseñó un escote trasero en forma de “v” y enmarcó con la misma cinta de organza utilizada en las mangas.

El tejido de los puños conecta a su vez con la falda, uniendo sutilmente las partes superior e inferior del vestido.

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge9

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge10

Entre medias, un fajín de raso que abre paso a la preciosa tela brocada que da forma a la falda. En la espalda, una larga línea de botones enlaza el fajín con el resto de la falda.

Una pieza con volumen, que va generando pliegues con el movimiento de la novia y que contrarresta de maravilla la vaporosidad del cuerpo del vestido. ¿Otro detalle que me encanta y que empieza a estar en boga? Los bolsillos.

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge3

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge8

En definitiva, un vestido con una confección y un diseño exquisitos: singular, elegante, maravilloso; un estilo propio difícil de definir con una sola palabra.

Para atenuar la fuerza de este vestido, de este look tan atrevido, se optó por un peinado muy sencillo. Una coleta baja, raya al medio y ligeras ondas en la melena. Como adorno, un lazo de terciopelo blanco cuyas cintas caían a lo largo de su melena rubia.

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge4

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge5

En el maquillaje, sin embargo, han apostado por un beauty look con mucha fuerza, compensado la sencillez y delicadeza del peinado. Ojos ahumados en tonos tierra —para enfatizar la mirada y resaltar el iris color miel de la novia—, pestañas largas y tupidas, y raya negra bien definida. La piel clara y los labios en color melocotón, similar al tono de las mejillas, para darle un toque de color.

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge1

la-champanera-blog-de-bodas-novia-vestido-volumen-lauramonge2

En mi opinión, un vestido maravilloso y un look inmejorable.

Y a vosotras, ¿qué es lo que más os ha gustado de esta novia?

Muchos besos, Ana.

Créditos: Flamintgo (producción), Tach Studio (fotografía), Laura Monge (vestido), URVAN (maquillaje y peluquería), María Garrido (modelo).