Una mañana en la Escuela de Cocina Telva

¡Alimenta tus sentidos con este nuevo post del blog! Descubre todos los detalles de mi paso por la Escuela de Cocina Telva.

Siempre me ha gustado cocinar, aunque reconozco que me gusta aún más ser anfitriona y reunir a mis amigos en casa bajo cualquier excusa. De ello podría dar crédito aquel piso de soltera que tuve en la calle Lagasca (Madrid) donde se sucedieron una tras otra cenas, meriendas, copas y algún que otro afer hours improvisado. Si aquellas paredes hablasen…

Últimamente le he pasado el testigo de las cenas y los almuerzos de domingo a Gon, que cocina infinitamente mejor que yo. Me limito así, aferrada a mi vieja Thermomix beige y marrón, a elaborar bizcochos para desayunos que causan furor entre mi familia y amigos: limón, nueces, chocolate con avellanas, plátano o vainilla entre otros.

Por eso, cuando me llegó la invitación de InvitArte Invitaciones (qué pena que no tenga la foto porque era ideal) para participar una mañana en un curso en la Escuela de Cocina Telva, confirmé mi asistencia sobre la marcha con la intención no solo de pasar un buen rato sino de tomar algunas notas para reconciliarme con los fogones.

Esa semana había estado a tope de trabajo, así que no había chateado como de costumbre con mis habituales (Flamintgo, Wedding Style Magazine, Las bodas de Tatín…) y fue una sorpresa de las buenas encontrármelas allí.

Nada más llegar nos encontramos con un corner con las últimas novedades de la cerámica de IUKA STORE junto con las flores de Los talleres de Sonia. Y me las hubiera llevado todas a casa.

Me senté en primera fila con mi amiga Cartu Calderón de Aguinaga, aunque poco me duraron las notas pues enseguida Sesé San Martín nos cogió a Saray Ceca y a mí como ayudantes. Hicimos lo que buenamente pudimos.

No me pude quedar hasta el final para disfrutar de lo que habíamos cocinado que esa mañana, a última hora, teníamos cita con el médico que nos confirmó que nuestro bebé era un niño, ¡qué ilusión tan grande!. Todo tenía un verdadero pintón.

¡Gracias NG Estudio por estas fotos tan bonitas para el recuerdo!

Un besote, Ana.