La boda de mi amiga Mar

Conozco a Mar desde que teníamos 3 años y por ello, este reportaje es muy especial. Os invito a que descubráis conmigo el día más feliz de su vida.

Mar conoció a Fran hace ya 10 años. Ambos coincidieron en la univesidad en Madrid, Mar se trasladó desde Oviedo, y Fran desde Sevilla. ¿Quién se lo iba a decir?

Cuando terminaron la carrera, Mar se volvió a trabajar a Oviedo y Fran, poco después, siguió tras ella. Una vez instalado en Asturias Fran le entregó un anillo y le hizo una pregunta. Como no podía ser de otra manera, la respuesta fue un cariñoso ¡sí! y así, comenzaron los preparativos para que todo resultara perfecto, bonito.

Como siempre, el 1 de octubre de 2011 llegó en un abrir y cerrar de ojos. La Iglesia de Deva (Gijón) y más de un centenar de invitados la esperaban ansiosos bajo una sorprendente temperatura de 30º.

A Mar le peinó Julio, de la Peluquería Suárez y le maquilló Lorena Carbajal de MAC (985235741) y aunque yo quiero mucho muchísimo a Mar, estaba guapísima, y esa es una verdad como un templo.

Esta foto me parece simpatiquísima. Mar, peinada y con velo incluido, espera en su chalet de Gijón a que Lorena la maquille, mientras Lupe, su madre, controla los tiempos desde la ventana.

El vestido, fue un gran secreto. He de decir que sus amigas tratamos de tirarle de la lengua en innumerables ocasiones, pero no hubo manera. No alcanzamos a que nos contara quién era el diseñador, y ya no hablamos del corte, el tejido o el escote. Mar no soltó ni prenda.

Hace poco, en el Club de Tenis de Oviedo, Mar me contó tranquilamente todos los detalles. Lo de Mar con su vestido fue, sin duda, un amor a primera vista. Daba igual cuantos vestidos se probase, el Vicky Martín Berrocal que se había probado en “…ycomieronperdices” (984102596) al inicio de la búsqueda, estaba grabado a fuego en su retina.

En honor a Fran y su familia, Mar lució un traje de inspiración flamenco, que alternaba volantes de crêpe con encaje de chantilly. La espalda era una preciosidad, toda ella abotonada.

Mar sólo se puso ligeramente nerviosa al llegar a la iglesia y es que, tal y como se observa en las fotos estaba feliz, radiante, disfrutando al máximo de su día.

La decoración floral de la iglesia corrió a cargo de La Florería (634156262) que supo darle a la iglesia un toque vintage campestre, utilizando cestos de mimbre, velones, hiedra y flor áster. Para el ramo, de paniculata, Mar se desplazó a La Florería para hacerlo personalmente con Inés, la dueña.

La entrada a la iglesia del brazo de su padre fue uno de los instantes más especiales, y fue entonces cuando el coro rociero a cargo de la Hermandad del Rocío del Principado de Asturias se arrancó a cantar. Fue un momento emocionante también para todos, donde algunos (me incluyo) no pudimos evitar emocionarnos a lágrima viva.

Al terminar la misa, Mar y Fran, con su coro rociero de fondo, nos deleitaron con un poco de baile flamenco y todo el mundo se puso a su alrededor a seguirles el ritmo, aunque solo fuera moviendo los hombros.

Estas fotos tan bonitas las hizo Mercedes Blanco (629293823), la cual recomiendo encarecidamente a todas las novias.

Después, recién casados e invitados nos trasladamos a Somió Park, donde el catering de Pedro Morán (Casa Gerardo) haría nuestras delicias, tanto durante el aperitivo como durante la cena.

Allí, se encargó de la decoración floral Flores Pando (985770299) que elaboró unos centros de mesa a base de hortensias, espejos y velas.

Como podéis ver en la foto, y continuando con la temática andaluza, las mesas representaban a través de un abanico blanco y verde (los novios son fieles seguidores del Betis) palos del flamenco: sevillanas, bulerías, corraleras, tanguillos, saetas…

Antes de que la cena finalizara y las copas hicieran mella, Mar y Fran agasajaron a sus invitados con pequeñas cestas de moscovitas de Rialto. Además, repartió dos tartas de gominolas, para 2 parejas de amigos prometidos. Pero ahí no acababa la cosa, pues también entregó una piruleta de corazón gigante a Lucía Miranda, ganadora del concurso “Adivina el traje de novia”. (Como Mar no compartió un solo detalle de su traje de novia, durante su despedida de soltera en Bilbao, todas las asistentes cada una de forma individual hicimos un dibujo de cómo creíamos que sería su traje de novia. Nos reímos muchísimo tratando de dibujar de forma decente. Mar guardó todos los dibujos y prometió anunciar ganadora el día de la boda, promesa que cumplió y tradición a repetir, sin duda.)

Por si fuera poco, repartió su ramo de novia entre su cuñada y “las mejores amigas que se puede tener”, y lo pongo entrecomillado porque fueron sus palabras textuales y me siento muy feliz y honrada de que así nos considere. ¡A mí el ramo me pilló por sorpresa!

Durante el baile, los novios también recibieron su sorpresa, y es que uno de los mejores amigos de Fran interpretó una sevillana que había compuesto exclusivamente para la ocasión.


He de decir, que no lo he mentado antes, que Fran también estaba francamente guapo. ¿A que son una pareja espectacular?

Al finalizar el evento, varios autobuses de Transportes Recollo (985204444) nos devolvieron a nuestros lugares de origen. Los novios sin embargo, se fueron a China y a Bali.

Desde aqui, les mando a los Sres. Barragán mil millones de besos y todo mi amor. ¡Muuuuuuuak!

Si eres fan de La Champanera y quieres que te hagamos un reportaje de boda, solo tienes que mandarnos 10 fotos a ana@lachampanera.es y relatarnos tu historia. ¡Gracias!