La boda de Laura y Juan

Juan veranea de siempre en Comillas, quién le iba a decir que allí iba a conocer a la mujer de su vida. Laura fue a pasar unos días a casa de su mejor amiga, y ella también desconocía el cruce de caminos que le tenía preparado el destino.

El pasado 22 de junio, a las 13:00 aproximadamente, Laura y Juan se dijeron “sí quiero” para siempre. Sí quiero a ser felices y a luchar juntos en la vida a partes iguales.

d-photo-11

d-photo-12

d-photo-14

Después de una memorable ceremonia religiosa en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen (Las Arenas, Bilbao), novios e invitados se trasladaron al soberbio Palacio San Joseren.

Entre la Iglesia y el Palacio hay una razonable distancia de 10 minutos a pie, pero la idea de llegar en 5 minutos subido a un trenecito sedujo a Juan desde el principio y consiguió, nada más y nada menos, que ese tren viajase desde Santander a Bilbao solo para el día de su boda.

d-photo-15

d-photo-17

d-photo-16

d-photo-18

Laura estaba guapísima con un vestido de Carlota Hormaechea (Calle Barría 4, 1º, Las Arenas, Bizcaia) realizado en crepe de seda y rematado por un cinturón de terciopelo gris perla. Un velo de tul, un cuerpo abotonado y unas manguitas para cubrir los hombros, fueron los toques finales de un look sencillo y delicado. En los pies, unos bonitos salones de Nine West.

d-photo-4

d-photo-3

d-photo-5

Laura buscaba “algo prestado” para cumplir con la tradición, y su mejor amiga, aquella que hacía tiempo le había invitado a pasar unos días en su casa de Comillas, le prestó para lucir en el peinado un broche de brillantes de su bisabuela. “Solo por el detalle me acordaré toda la vida”, me decía Laura.

El toque más simpático lo pusieron los testigos con sus nada discretos calcetines Sockaholic. No me canso de repetirlo, me encanta la gente auténtica que no tiene miedo a salirse de la línea.

d-photo-22

d-photo-23

d-photo-24

Un vivero de Sopelana, Mundo Verde, se encargó de la decoración floral del enlace exceptuando el ramo de paniculata de la novia, de Flores Allende.

¿El momento más emocionante para los novios? Mientras esperaban juntos, al fin solos, en las escaleras del Palacio para subir al salón y hacer su entrada triunfal con la canción Ho Hey de The Lumineers de fondo.

Ese momento y todos los demás, Isabel y María de d-photo.es supieron captarlos a la perfección, quedando atrapado en la foto ese sentimiento, esa emoción, ese gesto que lo describe todo.

d-photo-26

d-photo-28

d-photo-29

No faltó detalle en esta boda: barra de gin tonics, sombreros de Shatss para la fiesta así como un montón de invitadas con muchísimo estilo.

d-photo-20

d-photo-19

d-photo-35

Mis más sinceras enhorabuenas a los novios y mis más sinceros deseos de felicidad. “El amor no necesita ser perfecto, sólo verdadero” Marilyn Monroe. Pues eso.

d-photo.es La Champanera

d-photo-32

d-photo-34

Un millón de gracias a d-photo.es por confiarme un reportaje tan especial como este.

Si eres fan de La Champanera y quieres que te haga un reportaje de boda, envíame al menos 15 fotos a ana@lachampanera.es y relátame tu historia. ¡Gracias!

Muchos besos para todos, en especial para los novios, @LaChampaneraLW.