La boda de Carlota y Jose Ignacio

Me hace mucha ilusión contaros la boda de mis dos buenos amigos en Segovia, una oda al amor y la alegría donde no faltó ningún detalle y sobretodo una celebración llena de diversión y espontaneidad. ¡No os la perdáis!

Ambos se conocieron hace unos años en la Politécnica cuando estudiaban arquitectura, y por ahí también andaba cruzado Gon. Cuando le preguntamos a Carlota sobre la historia de su primer encuentro ella nos dice refiriéndose a él: “Era el de las patillas, el ‘piti’ en la boca y el agujero en la chaqueta de lana”. Y como le conozco, me lo creo.

Al poco de conocerse saltó la ‘chispa’ y después de varios años de novios y un estudio de arquitectura juntos (H + V arquitectura) Jose Ignacio por fin le pidió que se casara con ella. Con un precioso anillo que estuvo dando vueltas por casa, a la vista de todo el mundo sin que pareciera importante, en una bolsa de plástico de El Corte Inglés. Si no hubiera sido así, no hubiera sido él.

bluevelo bodas (5)

Ya en Segovia, la especialista en belleza Mónica Roldan le elaboró un semi-recogido y se encargó del maquillaje en tonos cálidos y neutros. Para adornar, Carlota encontró entre las maravillas de Mimoki un precioso tocado de inspiración floral dorado, que contrastaba con el color castaño de su melena. Hubiera estado guapísima con cualquier cosa, eso también hay que decirlo.

bluevelo bodas (1)

bluevelo bodas (2)

bluevelo bodas (3)

bluevelo bodas (6)

bluevelo bodas (7)

la champanera blog de bodas

Sorprendiendo a todos los invitados, y seguramente también a sí mismos, Carlota y José Ignacio fueron puntuales. Tienen toda la coña del mundo las fotos de él mirando el reloj.

la champanera blog de bodas (61)

la champanera blog de bodas (62)

Escogieron la Iglesia de San Martín, a orillas del Guadarrama, para su “sí quiero”. y Allí, todos impacientes esperamos a que la novia llegase guapísima, con un vestido de Valenzuela Majadahonda, del brazo de su padre.

La diseñadora madrileña ideó un vestido en color blanco roto, de dos piezas sin mangas, con falda de vaporosa gasa y un corpiño con delicados bordados y motivos florales que otorgaban carácter al conjunto. Un vestido ideal para una novia de gran personalidad que complementó con un velo perteneciente a su suegra, junto con unos zapatos de la firma Franjul y joyas de la colección familiar.

la champanera blog de bodas (67)

la champanera blog de bodas (64)

la champanera blog de bodas (65)

la champanera blog de bodas (66)

la champanera blog de bodas (47)

la champanera blog de bodas (48)

la champanera blog de bodas (68)

la champanera blog de bodas (49)

Para el guardar el recuerdo de un día tan especial, los novios encargaron su reportaje fotográfico al equipo de BlueVelo, grandes amigos suyos, que hicieron un gran trabajo. No hay más que ver la sesión de fotos que realizaron después de la ceremonia en un precioso campo de trigo.

la champanera blog de bodas (43)

la champanera blog de bodas (44)

la champanera blog de bodas (45)

la champanera blog de bodas (46)

la champanera blog de bodas (50)

la champanera blog de bodas (69)

la champanera blog de bodas (74)

la champanera blog de bodas (73)

la champanera blog de bodas (71)

la champanera blog de bodas (70)

la champanera blog de bodas (41)

la champanera blog de bodas (42)

Los novios eligieron la Abadía de Parraces para la celebración, un antiguo convento del siglo XVI a poca distancia de Madrid, que se lleno de luz y color para la ocasión.

La decoración fue tarea principalmente de la madre de la novia, quien por cierto estaba guapísima y elegantísima. Para la decoración confió en la genialidad de los floristas de Margaritas y Limones, que dieron un toque campestre y veraniego, muy a tono con la localización y el estilo que la novia había ideado. Los muebles y otros accesorios de atrezzo fueron prestados por el lugar de la celebración y también por el taller ResArt.

la champanera blog de bodas (40)

la champanera blog de bodas (76)

Los grupos OchentayCuatro y Ventura animaron el cóctel con música en directo. Incluso compusieron para los novios una divertida canción con la que todos lloramos a carcajadas.

la champanera blog de bodas (52)

la champanera blog de bodas (51)

Después pasamos al claustro de la abadía que no podía estar más espectacular decorada en un ambiente, en serio, de película.

la champanera blog de bodas (77)

la champanera blog de bodas (54)

la champanera blog de bodas (55)

Más tarde, los novios abrieron la pista con una versión en vals “I wanna be like you”, canción que forma parte de la banda sonora de la famosa película de Disney “El Libro de la Selva”. Y comenzó un fabuloso desmadre que no olvidaremos jamás.

la champanera blog de bodas (57)

la champanera blog de bodas (58)

Y con el vídeo brutal de Bluevelo, termino de recordar esta boda tan especial que ojalá no hubiera terminado nunca.

Gracias por hacernos partícipes de un día tan especial. Mil besos, Ana.