El baile y final de nuestra boda

Descubre en este post todos los detalles del baile de nuestra boda, ¡un último capítulo con las fotos y el vídeo más divertidos!

Empiezo a escribir este post, el último capítulo de nuestro reportaje de boda, con un poco de pena pero con mucha alegría por haber podido compartir con todos vosotros todos los detalles, decisiones y proveedores que hicieron única nuestra boda.

Después de celebrar la ceremonia en la fachada principal de Castiello de Selorio, el aperitivo en el jardín y la cena en el cenador inglés, decidimos celebrar el baile detrás del cenador en un pequeño jardín que -salvo que se ilumine- pasa totalmente desapercibido.

Hicimos una visita de prospección con Paco Auseger de Global Rent y le planteamos el reto de encajar una carpa en ese terreno que además tenía bastante desnivel. Pero como Paco es un artista, además de un profesional como la copa de un pino, dejamos de preocuparnos y lo pusimos en sus manos.

Ya con el proyecto de la carpa, trabajamos con Siapro toda la iluminación exterior e interior de la misma para integrar la pista de baile en la vegetación de Selorio y para darle un toque muy discotequero. Un gustazo, como siempre, ponerte en manos de proveedores que saben lo que hacen y que hacen lo que dicen.

Y con tanto proyecto y proveedor solo pudimos sobrevivir de la mano de Per Sempre Eventos, que coordinó a todas las marcas para que el resultado fuera tan perfecto como a mí me parece que fue.

También ellas se encargaron del diseño de la barra de coctelería en la que se podía leer iluminado “La vida hay que celebrarla” (el slogan y el leitmotiv de La Champanera) donde la plataforma World Class en colaboración con Borja Cortina (ganador de la World Class Competition 2015) sorprendió de nuevo a los invitados con coctelería premium de autor y con una puesta en escena fuera de lo común.

la-champanera-blog-de-bodas-1

la-champanera-blog-de-bodas-2

la-champanera-blog-de-bodas-3

la-champanera-blog-de-bodas-4

la-champanera-blog-de-bodas-10

la-champanera-blog-de-bodas-9

la-champanera-blog-de-bodas-6

la-champanera-blog-de-bodas-14

la-champanera-blog-de-bodas-15

Sí, de nuevo para el baile contamos con World Class no solo para la coctelería sino también para las copas. Siempre he pensado que es una pena lo mucho que invierten algunos novios en la localización, la decoración, el vestuario… y lo mucho que descuidan las copas desmereciendo el resultado y la calidad global de su evento siendo, precisamente, una de las cosas que más disfrutan y aprecian los invitados.

la-champanera-blog-de-bodas-13

la-champanera-blog-de-bodas-11

la-champanera-blog-de-bodas-7

la-champanera-blog-de-bodas-8

la-champanera-blog-de-bodas-12

Así, una vez terminamos de cenar, novios e invitados nos dirigimos a la carpa donde los DJ de Dismovil tenían preparado su mejor arsenal musical (remember con temazos de Dolce, Stravaganza y Green incluidos) para hacernos bailar hasta más allá de las 6 de la mañana.

Gon y yo no escogimos un vals clásico para abrir el baile. Nos decantamos por una de esas canciones que escuchamos en casa y que podríamos bailar hasta en la cocina. Dudamos entre “Come away with me” de Norah Jones (mi cantante favortita) y “La Mer” de Charles Trenet, y finalmente nos decantamos por la última. No pensé que me fuera a pasar, pero me morí de vergüenza.

la-champanera-blog-de-bodas-19

No tenía planeado bailar con mi padre, que había estado ingresado dos semanas antes de la boda y se movía a duras a penas con su bastón. Pero como la música no requería mucho ritmo, finalmente conseguí arrastrarle hasta la pista de baile y compartí ese momento tan sumamente especial con él. Dicen que no hay nada mejor para unos padres que ver a sus hijos felices, y yo podría decir lo mismo a la inversa.

la-champanera-blog-de-bodas-20

Y tras “La Mer”, nuestros amigos se lanzaron a la pista de baile y a las dos barras de World Class para disfrutar de los siguientes cócteles que fueron todo un éxito y la auténtica sensación: Luxury Mojito con Zacapa Ron, Ginfizz de manzana con Tanqueray NºTen, Cîroc pecado original, Vivan los novios con Tanqueray NºTen y mango picante, Ketel One Moscow Mule y Haig Clib con ginger ale.

la-champanera-blog-de-bodas-16

la-champanera-blog-de-bodas-33

la-champanera-blog-de-bodas-34

la-champanera-blog-de-bodas-35

la-champanera-blog-de-bodas-58

la-champanera-blog-de-bodas-64

la-champanera-blog-de-bodas-65

la-champanera-blog-de-bodas-66

la-champanera-blog-de-bodas-5

A escasos días de la boda, mi amiga Eli me regaló unas pajitas de caramelo de diferentes sabores de Sorbos en las que también se podía leer “La vida hay que celebrarla” que resultaron tan adictivas como los propios cócteles si cabe.

la-champanera-blog-de-bodas-51

la-champanera-blog-de-bodas-62

la-champanera-blog-de-bodas-53

la-champanera-blog-de-bodas-59

Como estaba previsto, bajo la iluminación de Siapro y el musicote de Dismovil lo dimos todo en la pista de baile. No hay más que ver las fotos para comprobar que nos entregamos a la música.

la-champanera-blog-de-bodas-17

la-champanera-blog-de-bodas-21

la-champanera-blog-de-bodas-22

la-champanera-blog-de-bodas-24

la-champanera-blog-de-bodas-25

la-champanera-blog-de-bodas-26

la-champanera-blog-de-bodas-27

la-champanera-blog-de-bodas-28

la-champanera-blog-de-bodas-30

la-champanera-blog-de-bodas-31

la-champanera-blog-de-bodas-32

la-champanera-blog-de-bodas-42

la-champanera-blog-de-bodas-38

la-champanera-blog-de-bodas-48

la-champanera-blog-de-bodas-45

la-champanera-blog-de-bodas-56

la-champanera-blog-de-bodas-63

la-champanera-blog-de-bodas-49

la-champanera-blog-de-bodas-69

No tenía planeado cambiarme de zapatos. Muy optimista, hubiera querido aguantar con unos zapatos de Jimmy Choo de 6,5cm de alto toda la noche. Lo más decente que tenía en el armario del hotel eran una converse vainilla con las que no hubiera podido sobrevivir y sin las que no hubiera podido bailar como bailé.

la-champanera-blog-de-bodas-41

la-champanera-blog-de-bodas-43

la-champanera-blog-de-bodas-60

Y en honor a la bocatería que había cerca de la Calle Mon de Oviedo o a la cafetería Iberia de Madrid, Deloya Catering nos preparó una riquísima recena que consistió en mini bocadillos de calamares, tortilla y lomo con queso. Tres clásicos que, aunque lo neguéis, a todos nos han resucitado ciertas madrugadas. ¡No quedó ninguno!

Mientras, al lado de las escaleras de la carpa, una cámara fija de Ensu Vídeo grababa los mensajes que nuestros amigos nos dejaban. La idea me había hecho muchísima ilusión desde el principio y no nos hemos podido reír más con las declaraciones, desvaríos y mensajes, a cada cual más variopinto. Los hay que no pueden parar de reír y otros incluso que lloran. Un puntazo.

Bailamos, brindamos, reímos, saltamos y disfrutamos como si no hubiera un mañana, y así lo reflejan las fotos del equipo de Click10 que aguantaron como unas campeonas y con las que, también compartí copa, baile y foto para el recuerdo. ¡Mi querida Eva!

la-champanera-blog-de-bodas-23

la-champanera-blog-de-bodas-29

la-champanera-blog-de-bodas-36

la-champanera-blog-de-bodas-39

la-champanera-blog-de-bodas-50

la-champanera-blog-de-bodas-52

la-champanera-blog-de-bodas-55

la-champanera-blog-de-bodas-57

la-champanera-blog-de-bodas-68

la-champanera-blog-de-bodas-70

La fiesta no podía terminar sin el servicio de mini buses de Transportes Rocollo (629.429.839), perfectos por tamaño para entrar a los caminos de cualquier finca, perfectos para distribuir a los invitados en varios destinos y amortizar bien las plazas, y perfectos para garantizar un regreso a los hoteles de forma tranquila y sin sustos.

De nuevo gracias a todos (amigos y profesionales) que hicisteis que nuestra boda fuera el día tan inolvidable y especial que finalmente fue, y a todos los que habéis leído, compartido, likeado y comentado estos capítulos que tanta ilusión me ha hecho escribir y recordar. Gracias, gracias, gracias.

la-champanera-blog-de-bodas-71

Mil besos, Ana.

Nota: En el momento de la publicación de este post, Castiello de Selorio no dispone de las licencias necesarias para la celebración de eventos con música amplificada.