Complementos para ser la invitada perfecta

Descubre en este nuevo post, 4 propuestas de complementos con estilo para ser la invitada perfecta vayas donde vayas. ¡No te lo pierdas!

Ser la invitada perfecta no siempre es fácil. Encontrar el outfit adecuado sin salirse del presupuesto y hacerlo con estilo a veces resulta una misión imposible.

Porque con tantas bodas, eventos y saraos varios, no queda más remedio que sacarle el máximo partido al armario, al bolsillo y a ese vestido de Zara sencillo que colgado en la percha a priori no te dice nada.

A veces, la mayoría de las veces, la clave está en saber invertir (¡o alquilar!) en los complementos adecuados. Esos que sacarán adelante un estilismo y lo harán con mucha personalidad y carácter.

Por eso hoy os traigo 4 propuestas con las que, espero, no volverás a pensar que ningún vestido monocromático de tu armario es aburrido. ¡Empezamos!

1.- ¿Quien no tiene un little black dress en el armario? Uno de esos versátiles que te puedes poner tanto en invierno como en verano. Porque sí, el protocolo ha abierto la mano con el negro, cosa que jamás hará con el blanco.

Con este estilismo me apetecía divertirme y quitarle sobriedad con unas piezas de joyería modernas y algo desenfadadas. Por eso escogí en PANDORA unos pendientes de botón en plata de primera ley con circonita transparente y desmontables (yo misma los lucí en la boda de mi amiga Eli) junto con un anillo asimétrico también en plata de primera ley y circonitas transparentes.

Así, con este tocado de Mimoki de rafia nude con hoja de crin negro enramada en pedrería y flores de organza en la copa lucirás sofisticada y elegante. Y lo bueno de Mimoki es que podrás alquilarlo y darle un nuevo aire a tu estilismo tantas veces como quieras.

Y la cartera de mano de Carla Rojo (quien por cierto estrena web), hecha a medida en el tamaño y tono que escojas por un precio mucho más bajo de lo que piensas. Esta en concreto, ideal en tonos grises de piel de vacuno con estampado escamado de serpiente. Perfecta para ponértela también con unos vaqueros.

¿Los zapatos? Unos Doriani de ante negro destalonados y confeccionados en piel ante negro ajustable en el talón con hebilla dorada y tacón forrado en piel metalizada dorada de 8 cm. No muy altos, no muy bajos y muy versátiles para completar tu zapatero.

2.- Y para las invitadas más boho que no se amilanan con el color, me imaginé este estilismo perfecto para una boda bajo el sol más desenfadada e informal, una de esas bodas donde el 80% de los invitados no superan los 40 años.

Un estilismo que pedía a gritos estos pendientes de margaritas en plata de primera ley con circonitas cúbicas transparentes, un anillo lleno de brillo y protagonismo y una pulsera en plata de primera ley, circonitas transparentes y un diseño irregular geométrico. Todo de PANDORA.

Sin duda, el tipo de tocado tenía que ser un turbante. Este estampado de Mimoki en tonos verdes y morados con flores de cerezo y hojas de porcelana fría, me encantó según lo ví.

En esta ocasión me decanté por una cartera de mano de Carla Rojo de piel de napa de cordero en color camel, combinado con piel de ante morada. Detesto la monocromía, pero también la mezcla de colores sin sentido ni propósito. Con pequeños juegos de color aquí y allá, el resultado es ordenado y muy muy estiloso.

Que no os engañen. El ante no es un tejido exclusivo del invierno. Estos Doriani están confeccionados en ante color verde con punta fina y tacón ancho de 9 cm forrado al tono. ¡Atrévete con el ante también en verano!

3.- Para las más ladies, femeninas y sofisticadas, este look les parecerá una auténtica maravilla. Perfecto para una boda de mañana con ceremonia religiosa y banquete en una de las fincas más prestigiosas de Madrid.

Empezamos por una pulsera en plata de primera ley con circonita transparente de color rosa y cierre deslizable. También de PANDORA, un anillo en plata de primera ley con esmalte lavanda y circonita morada, ideal para resaltar el moreno.

Este tocado de Mimoki (también disponible para alquilar) me parece una auténtica pasada. Un cuenco forrado en brocado bronce con plumas de marabú azul y malva que adquieren movimiento propio a cada paso.

En esta ocasión, escogí una cartera de mano de Carla Rojo hecha a medida de forma alargada y color azul klein de ante estampado en relieve de serpiente.

Los zapatos, un modelo de Doriani que inevitablemente me recuerda al clásico de MB, en raso de seda acabado en punta y confeccionado en raso rosa y tacón de 8cm. Lo adorna una hebilla cuadrada formada por cristales swarovski.

He dejado para el final, como siempre, mi estilismo favorito. El más sencillo y austero y con el que yo me siento más identificada y no dudaría en lucir en una boda de tarde. Siempre me ha parecido un acierto la combinación de colores oro, rosa y granate.

Para este último estilismo me he decantado por 3 piezas de la colección PANDORA Rose, una aleación única de la marca combinada magistralmente con circonitas transparentes.

Me decanté por este modelo de Mimoki, muy arquitectónico que diría Gonzalo, compuesto por un aro de terciopelo burdeos con estructura de crin marrón alambrada.

Además, escogí una cartera de mano de Carla Rojo de ante rosa con detalle de lazo asimétrico muy femenina y fácil de combinar.

Como me gusta reservar los metalizados para la noche, estos salones de Doriani en piel color oro me encantaron para disfrutar de la boda y para aguantar en la pista de baile toda la madrugada.

¡Espero que os hayan gustado estos estilismos a prueba de temporada de bodas para ser la invitada perfecta!

Un besote enorme, Ana.

¡Gracias Esif Fotografía por estos fotones!