Bienvenido Lito

Antes de que el bebé naciera, ya tenía claro que quería organizar algo bonito para celebrarlo de forma íntima con la familia más cercana.

Así, durante mis dos meses de reposo absoluto a caballo entre mi casa y el hospital de La Paz, me distraía de la preocupación de un parto excesivamente prematuro imaginando la reunión que finalmente llevamos a cabo.

Mi suegra Elena se encargó de los detalles más esenciales del bautizo, el bautismo en sí mismo. No pudimos sentirnos más en casa que en la Parroquia del Corazón de María de la mano del padre D. José Blanco.

Fijada la fecha y tras haber escogido el Real Club de Tenis de Oviedo para el aperitivo, almuerzo y  riguroso copazo tuve que ser realista con mi agenda. Ya lo había hecho en nuestra petición de mano, así que delegué de nuevo en Patricia Ibarrondo de De Rosas y Baobabs para que coordinase la organización con algunos de mis proveedores nupciales favoritos: Mercedes Blanco Fotografía, Pando Floristas, Options, InvitArte Invitaciones y La Pompa que Ríe.

El salón de “Las Mimosas” del club estaba precioso gracias al trabajo de Dani de Flores Pando. Dani, además de ser un gran amigo desde hace ya muchos años, ¡también se casa con mi hermana este sábado! No me quiero ni imaginar cómo va a ser la decoración floral de su boda, ¡qué ganas!

También me puse en contacto con Options, una de las empresas más grandes (y con más catálogo) de alquiler de menaje, mobiliario y equipamiento para bodas y eventos. Se pusieron de relieve sus más de 30 años de experiencia y su buen gusto: manteles y servilletas de lino, cubertería con puño de nácar, bajoplatos rústicos y platos de pan de alpaca. Una combinación sencilla y perfecta para vestir la mesa de forma especial.

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo2

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo3

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo4

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo5

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo6

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo7

Ya sabéis que soy fan del papel, y una sentimental para determinados recuerdos. Así que aunque los recordatorios son más propios de las Primeras Comuniones, le pedí a César de InvitArte Invitaciones que me diseñara unos. Su acuarelista me dibujó un carrito antiguo, tipo inglesina, que era una preciosidad.

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo8

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo9

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo10

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo11

Con permiso de César, le pasé la acuarela a Rocío de La Pompa que Rie para que la imprimiera en las pegatinas de los bálsamos y jabones que preparamos. ¡Un detalle ideal que gustó entre jóvenes, mayores, señoras y señores!

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo12

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo13

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo14

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo15

Yo me había comprado para la ocasión un vestido granate de Coosy que me sentaba como un guante. Pero por la mañana, tras probarlo, me vi demasiado vestida, así que improvisé y me decanté por un vestido de Maje, una cartera de Carla Rojo Casado de mi madre y unos zapatos nude de Jimmy Choo que siempre me sirven de comodín en ocasiones como esta.

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo16

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo17

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo18

Al bebé nos lo comimos a besos todos. Acudió a la ceremonia con un impresionante traje de cristianar de seda con capa de más de 100 años de antigüedad con el que ya se bautizó su bisabuelo Tomás. Luego, siendo prácticos, le pusimos un traje de Nanos regalo de sus tíos abuelos Álvaro y Pilar.

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo21

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo22

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo23

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo24

Un día así, y una mesa así, no podía pasar al olvido, así que desde la cama del hospital -en uno de esos aburridos ingresos en los que no me podía ni levantar- le pedí a Mercedes Blanco que se reservara la fecha. No es la primera vez que una amiga me dice: “No sabes cuánto me arrepiento de no tener fotos de nuestra petición de mano o del bautizo del niño o del 90 cumpleaños de mi abuela”. Que no os pase también a vosotros.

la-champanera-blog-de-bodas-bautizo-lisardo25

¡Espero que os gusten estas fotos tanto como a Gonzalo y a mí!

Lo mejor, sin duda, fue reunirnos todos. El 17 de febrero no hubiera sido lo mismo sin mi abuela, nuestros padres, hermanos, tíos, primos, además de unos padrinos orgullosos, que nos hicieron sentir las personas más afortunadas del mundo.

Un besote enorme, Ana.